‘WCSOOO2-Untitled’, 2019, de Marcolina Dipierro, acero inoxidable, cadenas y esmalte, 150 x 20 x 8 cm. Cada uno. CORTESÍA JAIME GILI Y “DS PROJECTS”

‘Blike (A 2999c)’, 2016, de Jaime Gili. Acrílico sobre lino, 60 x 80 cm.
CORTESÍA JAIME GILI Y “DS PROJECTS”

POR DENNYS MATOS ESPECIAL/EL NUEVO HERALD

Era solo cuestión de tiempo que en Miami, donde han proliferado grandes galerías de abstracción latinoamericana, emergiera un nuevo proyecto expositivo perfilado exclusivamente al trabajo con las nuevas generaciones de artistas abstractos de Latinoamérica. Nuevas generaciones que ciertamente no han gozado, en la misma medida, de la fuerte presencia y visibilidad que, al menos en esta ciudad y desde hace un buen tiempo, sí han tenido los artistas abstractos nacidos en la primera mitad del siglo XX.

Es en ese segmento donde se inscribe el trabajo de “DS Projects”, con su primera exposición en Miami titulada Converging Lines. Jaime Gili, Marcolina Dipierro, Andrés Arzuaga. Tres nuevos valores de la neo abstracción latinoamericana cuyas trayectorias artísticas, no obstante, resulta ya reconocida en los circuitos artísticos internacionales. Esta muestra, incluye las obras más actuales de Marcolina Dipierro y Andrés Arzuaga (Buenos Aíres, 1978, 1984 respectivamente) y Jaime Gili (Caracas, 1972).

Jaime Gili CORTESÍA JAIME GILI Y “DS PROJECTS”

Converging Lines (…), además de reunir por primera vez a estos tres jóvenes valores, tiene la novedad de contemplar obras nunca antes exhibidas, junto a otras que fueron especialmente realizadas con motivo de esta. Son obras de pintura (Gili), en papel y pintura (Arzuaga) y, también obras de carácter escultórico instalativo (Dipierro). En todos estos trabajos, en unos más que en otros, hay un empleo marcado de la línea en su diversas variantes (recta, curva, y mixta), que es un capital simbólico muy importante para el lenguaje de la abstracción. Pero fuera de eso y del hecho de que se inscriben francamente en la sintaxis abstractas, estas obras son muy diferentes entre si. Y lo son desde la manera que eligen su posicionamiento poético en el campo de la abstracción, hasta el discurso modulado por sus respectivas propuestas artísticas. Por ejemplo, Dipierro se adentra en una abstracción formalista inspirada en objetos de la cotidianeidad cuyas funciones pueden responder, tanto al espacio privado como al espacio público. Son esculturas que presentan semejanzas con una percha (EAI0008-Untitled), una pasarela de mano (MAI0001-Untitled) o con una lámpara (WCS0003-Untitled). De ahí la marcada poética objetual que caracterizan a estas y otras esculturas de la exposición.

View source